Los tratamientos de ortodoncia son cada vez más populares, y no es de extrañar. Gracias a ellos, nuestros pacientes pueden mejorar el aspecto de su sonrisa al tiempo que solucionan alteraciones que afectan a su salud oral.

Si quieres renovar el aspecto de tu dentadura, resolvemos tus principales dudas. Desde nuestro Centro Sanitario Virgen de la Merced, te explicamos cuáles son las mejores soluciones ante el dolor de brackets, uno de los sistemas de ortodoncia que ofrecemos en nuestras instalaciones.

¿Cuáles son las principales dudas ante un tratamiento de ortodoncia?

Cuando un paciente acude a nuestro centro con ánimo de someterse a un tratamiento de ortodoncia, nos aseguramos de resolver todas sus dudas. Algunas de las más habituales están relacionadas con la elección del tipo de tratamiento y los cuidados y consejos que deberá seguir para lograr los resultados deseados.

En referencia a este último aspecto, los pacientes que eligen los sistemas de brackets para su ortodoncia suelen preguntarnos si experimentarán molestias y dolores.

A continuación, resolvemos las dudas más habituales sobre el dolor de brackets.

Ponerse brackets ¿es doloroso? 

En primer lugar, es importante tener en cuenta que el proceso de colocación de los brackets no resulta doloroso.

Las piezas se colocan sobre los dientes sin alterar su aspecto, de manera que el procedimiento no resulta ni invasivo ni doloroso.

No obstante, a lo largo de los siguientes días, sí es posible experimentar dolor de brackets a medida que los dientes se acostumbran a la presencia del aparato

Dolor de brackets ¿a qué es debido?

Un tratamiento de ortodoncia tiene como objetivo realizar un desplazamiento progresivo y controlado de los dientes para que estos encuentren su posición ideal en la boca.

Para ello, los aparatos de ortodoncia como los brackets ejercen una presión continua que tiene como resultado el micromovimiento gradual. 

Cuando hablamos de dolor de brackets, por norma general se debe a que la boca no está acostumbrada a este movimiento. Esto puede ocasionar una sensación de dolor generalizado que, además, puede traducirse en ligeras molestias a la hora de ingerir alimentos. 

Por otro lado, la presencia de un sistema de ortodoncia que consta de diversas piezas puede ocasionar roces y llagas durante los primeros estadios del tratamiento. Este roce de los brackets suele ocasionar molestias durante la primera semana de tratamiento.

¿Qué soluciones existen para evitar o aliviar el dolor de brackets?

Las molestias que hemos mencionado son totalmente normales, y su duración no suele extenderse más allá de unos pocos días. 

El dolor de boca debido a los movimientos puede aliviarse mediante analgésicos, si bien esta medida debe ser consultada con el especialista. Por otro lado, los dolores derivados de las heridas en la boca, pueden prevenirse a través de ceras protectoras, que se aplican en los tejidos que están en contacto con el aparato para evitar molestias. 

No obstante, es importante recalcar que todas estas molestias remiten de forma natural a los pocos días. En caso de experimentar dolor prolongado, es muy importante consultar con el dentista para que este averigüe las causas y pueda ajustar el tratamiento para que resulte cómodo para el paciente. 

Apuesta por tu sonrisa en el Centro Sanitario Virgen de la Merced

En nuestras instalaciones, podemos asesorarte tanto sobre los sistemas de brackets como sobre otros tratamientos de ortodoncia, como la ortodoncia invisible. Este sistema tiene como ventaja el empleo de alineadores transparentes, más discretos y que proporcionan una adaptación más cómoda a los pacientes.

Consulta cualquier duda que tengas sobre nuestros servicios en nuestro Centro. Contacta con nosotros y te informaremos sobre nuestros tratamientos de ortodoncia.

No dudes en pedir cita en nuestro Centro Sanitario Virgen de la Merced, haciendo clic en este enlace o llamando por teléfono al 93 372 05 03 o al 630 391 428.